Blogia
Vive y Deja Vivir

Sólo un día normal

Sólo un día normal

Ayer estuve en Madrid. Ida y vuelta en el mismo día (ya se sabe, cosas de trabajo) Lo mejor: ver a los amigos y compañeros, besos y más besos, y abrazos, y mejores deseos. Lo peor: largas reuniones en una sala enorme sin aire acondicionado y tres ventiladores para 90 personas (¡tres!), una botellita de agua de 1/2 litro por persona (¡viva la austeridad!), y mucho, mucho sueño, que eso de levantarse a las 5am para coger una avión, es horroroso.  

La comida fantástica. Un bar económico y sabroso, del que no recuerdo el nombre y menos dónde estaba situado. La variedad del menú, tamaño de las raciones, servicio excelente y precio económico, hará que vuelva, pese al par de kilos que he ganado, seguro. Por 8'50 € tallarines carbonara de 1º y pollo al ajillo con patatas fritas de 2º, café del tiempo y zumo de naranja natural de postre). Bueno, ya sé, tan mal no suena.

Largo día y grandes aprendizajes... espero.

Ya en el aeropuerto, que llegamos sobre las 9, nos aventuramos a conseguir la tarjeta de embarque en unas maquinitas tipo cajero. Y claro, como era de esperar, lo conseguimos, digo, casi. Todo fue muy rápido, pero en las dichosas tarjetas no aparecía ningún número de asiento. Total que, después de pasar por las maquinitas para ahorrar tiempo, nos tocó dirigirnos a una ventanilla. Y nos dieron otras.

Tras pasar por donde te cachean (a mí no, sí a mi compañera), llegamos al Duty Free, y me compré 2 frascos de perfume Moschino, de 45 ml. por 38 euritos. Y por que no tenía más tiempo. Es uno de mis lugares preferidos, una perfumería. Ummm. La pena es que los españoles no podemos comprar tabaco, libre, claro está, de impuestos.

Y después nos dirigimos a buscar nuestra sala de embarque, la E-75 (a tomar por c…) Media hora después arribamos a nuestro primer destino, la sala de espera. Atardecía, los aviones descansaban en la pista. Por fin avisto uno de esos horribles y sucios lugares destinados a los fumadores. Saco mi pitillo antes de acercarme, y me da una tos de mil demonios. Joder… tendré que esperar. Guardo el cigarrillo, saco el bocata de tortilla (perdí mi glamour hace unos días) y me como la mitad mientras esperamos.

Por fin a las 10 abren el mostrador, pasamos, por fin, al avión, que no tarda más de media hora en despegar. Debimos caerle bien a la chica del mostrador, pues nos asignó asientos en primera clase (¡!). Es la primera vez que viajo así, y tampoco hay gran diferencia: un sandiwich rancio y agua caliente con hielo. Viajamos mejor a la ida, en la puerta de emergencia, porque el espacio es bien amplio.

El tipo, me refiero al capitán, hace una serie de maniobras increíbles (sobre todo para una ignorante en las artes de la aviación como yo) que me animan a olvidarme que estoy dentro de este frágil y ruidoso cacharro. Y miro por la ventana. No puedo guardar en mi cámara las pruebas de lo más bonito que he visto en mucho tiempo (el cielo azul marino, sin estrellas, una franja naranja y otra azul turquesa en la línea del horizonte, y millones de luces allí abajo, formando increíbles dibujos con vida propia) porque la luz de "manténgase con el cinturón abrochado" sigue encendida. Así que ni pensar en hacer una fotico.

Y poco a poco, entre giro y pirueta, llegamos a Valencia (hogar, caluroso y húmedo hogar), caminamos 15 minutos para llegar a la salida (me ahogo, tengo que dejar de fumar), hacemos una cola de 10 minutos para coger un taxi, y un taxista chiflado que iba a 160, que se ha saltado no menos de 10 semáforos, y 15 euros  después, llegamos a casa, donde nos esperan unas camas calientes, ni pizca de brisa, un gato histérico (al que le voy a dar una paliza un día) y, por fin, ahora sí, el último cigarrito del día.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

erik -

¡ No fumes.....!

Siempre se lo digo a Barbara.

viveydv -

Sergio, ¡hola! El día en sí, no es tan raro si le quitamos el avión y sus maravillosas vistas, jejejej. Y como por trabajo viajo 3 o 4 veces al año, entra dentro de mi normalidad.

Mnkantavivir, esto de los blogs, hace cosas raras.

Y monocamy, con suerte blogia irá mejorando. A mi me gusta bastante, sobre todo una vez que te lían con el código de la plantilla y le haces cositas. Pero eso sí, yo sigo recibiendo todos los comentarios en el mail. Raro, que tu no.

Besitos tb para ti.

monocamy -

perdón... joer, qué energía, se publicó dos veces con antispam y todo jajajajaajajaja

monocamy -

Hola, MaripoSiLia :DDD

¿Qué tal todo? la verdad es que así contado parece bastante estresante, como dicen otros comentaristas pero seguro que no fuera tanto y te lo has pasado más bien que mal ¿a que sí?. Pero deberías fumar menos :P

Gracias por tu visita, te dejo un beso muy grande y rico :****

P.D.
He visto el enlace "Cartas a blogia". Pensaba que ya no funcionaba eso. Pero, por curiosidad, he entrado y he visto, también, tu consulta.

Lo cierto es que, de momento, hay cosas que ne blogia no se pueden hacer, como marcar los datos para que sean recordados. Tampoco se pueden añadir links en el propio comentario. Y, de hecho, hace ya semanas que no se pueden recibir avisos de comentarios (el mail que te llega avisándote de que alguien ha dejado un comentario en determinado artículo). Supongo que hasta después del verano no se pondrán a estas cositas...

Pero te diré un truco: si usas Internet Explorer, puedes poner LA PRIMERA LETRA en cada casilla y se te abrirá automáticamente uan ventanita con las últimas entradas que has hecho en esa ventanita, con lo que sólo tienes que bajar el cursor para elegir la que quieras.

Como así explicado puede resultar confuso, te dejo un ejemplo gráfico en http://www.telefonica.net/web2/menu2/vvydvv.jpg donde comprobarás, en el caso de la casilla WEB cómo sólo con pulsar la "h" se abre la ventanita con las distintas direcciones que puedas haber metido, en el pasado, en las cajitas para ese efecto. Y con las del nombre o la dirección electrónica ocurre lo mismo. :D

Dios.... esto en vez de ser la post data debería ser el comment en sí jajajajajaja.

Besitoooooooooooooossss
:**********

mnkantavivir -

Que frustre, crei que te habia dejado comentario desde hace un buen...y veo que no! si seré taradaaa...
El caso es que te lei, y como me gusto, ya que lod escribes fenomenal, yo hace poquito estuve en Madrid y mira que también vivi, todo lo que cuentas, claro que mi estancia en tus maravilloso pais, fue de un mes, asi que tuve tiempo de recuperarme...y de disfrutar a gente maravillosa, que sin conocerme en 3era dimensión me dieron la oportunidad de conocer..y disfrutar!!
un beso grande...grande

sergio -

Chata, ¿eso es para ti un día normal? ;-)

Niño Melón -

Madrid-Valencia por asuntos de trabajo... Estresante relato el tuyo... Píllate unas vacaciones que te ayuden a dejar el mal hábito del tabaco...

Para mí han sido 5 días en Málaga... medicina pura. Sin móvil, sin reloj, con amigos. Buena mesa, buen comer,buen beber, torneos de fútbol playa y alegría sureña...

Ahora toca trabajar hasta Septiembre...

Saludos.

viveydv -

Hola, Bohemia. Pues sí, pero lo mejor, es que me voy otra vez hoy, a Guadarrama, así que seguro que algo tendré que contar, porque llevo un día raro, raro

Bohemia -

La recompensa es llegar a casa...Wow, que gustazo ¿verdad?

Besos

viveydv -

Aynara, y harás bien. Por ahorrar costes, se quema al personal :-(

Aynara -

Casi que me he agobiado al leer tu día, eh? La próxima vez que me digan que tengo que hacer un viaje de trabajo, intentaré, por todos los medios, que no sea ida y vuelta en el día :-)

Besos

viveydv -

Nada, hombre, no pasa nada. El blog es tuyo, y publicas lo que quieras, como quieras y cuando quieras. Además, así es más emocionante ;-), que sabes que a las mujeres nos encanta discutir, jaja

unjubilado -

Perdón por mis desatinos del otro día, me cogió en un momento de enfando conmigo mismo y lo pagué con el primero que tuve a mano, en este caso contigo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres