Blogia
Vive y Deja Vivir

A pesar de la lluvia...

A pesar de la lluvia...

Hace unos días, mi madre y yo decidimos que nos iríamos a gastarnos algunos euritos en el primer día de rebajas. Así que, a pesar la lluvia, nos hemos ido, como gente humilde que somos, gravemente afectada por la cuesta de enero, a C&A, que tiene buenos precios, tallas grandes y 2 zonas de probadores, no sin antes echar de menos a Inma, mi amiga de los bolsos, que hoy se habrá tomado descanso, como la mayoría de los puestos del mercadito y después de pasar por Saldos Canarias, para comprar ropita interior (nada sugerente, sólo lo imprescindible).

Llegamos a Nuevo Centro sobre la 1 del mediodía y miramos unos cuantos escaparates, buscando quizá algún cartel del tipo "Todo al 50%!!!!", pero, ¡qué va! En la única tienda en la que vi algo así era en MNG, y allí hace mucho tiempo que ya no entro ni a mirar qué se lleva.

Total que nos hemos pasado hasta las 5 de la tarde entrando y saliendo del probador, calculando mentalmente cuál era el precio de la maravilla en cuestión, pensando con qué podremos combinar ese sueter fucsia o intentando averiguar cual de los números de la susodicha etiqueta era realmente la talla .

Al final he salido de allí con dos chaquetas y un jersey de punto, y estoy bien contenta. Y no me he gastado ni 40 euritos.

Luego, como nos caíamos de hambre, hemos buscado un barecillo para encontrar algo a lo que hincarle el diente. Busca tú allí un bar para fumadores. Me ha chocado no encontrar ninguno, y eso que todos están practicamente al aire libre. Haciéndome la loca, poniéndole pegas a todos, he conseguido que le diéramos la vuelta a la "Pirámide Musical" y fumarme mi cigarrito, y ya me ha dado igual dónde entrar. Eso sí, me he ahorrado el café. Eso de tomar café sin fumar, como que no.

Después nos hemos ido a una tienda de artículos textiles chinos, que, aunque no se debería, pues, mira, ahí encontré unos vaqueros elásticos con los que poder respirar después de comer. Al final han sido dos. Já.

En definitiva, lo hemos pasado bien, vuelvo equipada para acabar el invierno, y ahora voy a descansar un rato, antes de arreglarme para irme de fiesta con la Josefina.

¿Qué nos deparará la noche? Su último cutre-ligue le ha "regalado" para navidad una bolsa de aseo de hombre, con un spray para el aliento (¡juro que es cierto!), pasta de dientes, vaselina perfumada, una esponjita, champú para cabellos secos y un desodorante roll-on (¡¡¡¡positivamente usado!!!!) No sé si el pobre cutre-chico se habrá dado cuenta de que ella se ha dado cuenta de que él no la quiere. Seguro que hoy no acaban en su casa. Y mañana tampoco.

Y yo, ¿qué? Le he llamado hasta cansarme, y no me quiere coger el teléfono. Sé que hay cosas que no deberían decirse nunca, pero si fueron dichas, hay que dar al otro la oportunidad de disculparse, y de paso tú puedes soltar unos cuantos gritos más. Al final le he mandado una postal electrónica, que sé que leerá, aunque no sé si me responderá. Digo yo que, si uno rompe con su pareja, lo menos que puede hacer es decírselo, ¿no?

O sea, que, a pesar de la lluvia, sigo pensando en Jus. O más bien gracias a ella.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

perro -

"Hay que darle al otro la oportunidad de disculparse" es una disculpa muy endeble para llamar cuando no hay razón para seguirlo haciendo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres