Blogia
Vive y Deja Vivir

La mosca y la araña

La mosca y la araña

¿Que no está bien? Ya lo sé. ¿Que debería ser más buena y menos manipuladora? Pues, también. Pero esta semana soy de las que opina que, en la guerra y el amor, todo vale. 

Supongo que después de este prólogo, está claro quien es quien en esta mascarada.  Aunque también supongo que la araña puede quedar tan enredada como la mosca en la tela, y al final, ambas gozarán de un buen… revolcón. 

No, en serio, parece que todo está siendo mucho más que esto. El rubor se apercibe bajo los rostros morenos; las sonrisas, cómplices en esos días en los que se pasea, y se charla, y es de día, y no estamos en casa; se habla de promesas para el futuro: "¿Esto podríamos repetirlo cada semana?" Y asiento. ¿A quién no le gusta compartir un rico kebap en una cafetería de una transitada calle peatonal, bajo una sombrilla enorme, donde sopla el viento, caliente, pero viento al fin, y ambos, mosca y araña, se rozan los corazones con disimulo? 

En fin, que sólo puedo sonreír como una boba, y pensar si seré capaz de contener mi impaciencia y ser más lista, y al final, ser feliz. Felices.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

16 comentarios

CONFUNDIDA -

QUE TAL LAS PAGINAS QUE NO SIRVEN PARA NADA...
UNO BEUSCA SU TAREA Y SE ENCUENTRA CON ESTAS RIDICULECES---
Pero que mas se puede esperar

Anónimo -

hola agregen este correo camilo6top@hotmail.com

Erik -

Eso.... ¡Feliz!

Titi -

Qué hay mejor que sonreir?
Es el adelanto a la felicidad!!!
Muchos saludos!!!

viveydv -

Loretto, no sé si creativa la reflexión, pero intensa sí es la experiencia.

MNR, aquí estoy, deseando que dure... para siempre.

Sergio, echa de menos la soltería... un minuto cada día, y luego vuelve a tu maravillosa realidad (qué envidia más mala siento ahora)

Monocamy, ¿y las moscas? ¿Te dan miedo las moscas? Al final, nunca se sabe quién acaba siendo quién.

Aynara, y voy a peor, lo juro, jajajja.

Unjubilado, las consecuencias, por lo menos del kebap, se van notando... en la sonrisa y en la báscula. ¡Que ricos están los jodíos!

Chupetina, gracias por la visita. Y sí, está bueno, pero más por dentro, lo juro.... ¡¡¡¡¡los hombres buenos... existen!!!!

Lunarroja: Soy feliz, pero no totalmente. Supongo que así lo disfrutaré más, cuando me llegue el "sí"

Niño Melón, discrepo. Por esta vez en mi vida, no puedo dejarme llevar. Después de 15 años de carnet.... ¡me toca conducirlo todo!

Mnkantavivir, me siento bien, casi siempre, y ahí vamos, intentando disfrutar. Al fin y al cabo, ¡se acerca el domingo!

Eva, encantada de aburrirte con mis cosillas, jejejej. Y espero que sigas mucho tiempo por aquí, y que me sigas encandilando con tu blog.

Gracias a todos por los comentarios.... ¡ME HACE MUCHÍSIMA ILUSIÓN!

Eva -

Gracias por pasarte por mi blog (la verdad es que he tardado un poco en contestarte porque hasta esta mañana no he visto tu comentario). Muy interesante también el tuyo, si me dejas seguiré pasandome por aquí.

mnkantavivir -

Si ahora te sientes bien, pues a disfrutarlo a todo lo que da...ya se verá con el tiempo que sucede...x lo pronto...disfruta intensamente!!
besos

niño melón -

Se feliz, déjate llevar, al fin y al cabo es la única manera que conozco de disfrutar.

Que dejarse llevar no signifique dejarse engañar. No pienses nunca en qué pasará.

lunarroja -

Todo vale si te hace feliz. Disfruta de lo que tienes ahora.

chüpetina -

uy qué peligroooooo tienesssss

espero que la mosca, al menos, esté buena...

unjubilado -

La araña y la mosca
Una araña dormía en un rincón del techo de una casa. Una mosca la miraba y quiso molestarla. Empezó a volar cerca de ella haciendo mucho ruido con las alas. La araña se despertó asustada y decidió dar un escarmiento a la mosca.— Mosquita guapa, ven a jugar conmigo que estoy aburrida— Le dijo.
—¿De verdad quieres jugar conmigo? — Contestó la mosca.
— Si vienes te invito a merendar— Respondió la araña.
La mosca que era un poco tonta voló corriendo dónde estaba la araña y sus patas se pegaron a la telaraña. La araña se comió a la mosca y siguió durmiendo.
Moraleja:
No molestes a los demás ni hagas caso de lo que te dicen los desconocidos.
AUTORA: Rebeca Tul
Ojito con las arañas y con los kebap, que pueden traer malas consecuencias.
Un saludo

Aynara -

Podrás, podrás, y ¿por qué? Porque lo difícil es sonreir como una boba y tú ya lo estás haciendo :-)

monocamy -

Qué poquito miedo me dan las arañas...

;)

Sergio -

Ja. Últimamente sólo tienes citas, ¿eh? Te quejarás....
A veces, echo de menos mi soltería.

Y que no me caso!!! sólo se lo dije a los de Wanakuki, lo mío es el arrebujamiento (falta un mes, te enseñaré la casa -prometido eh)
¿Problemas con el PC? Vaya, y yo informático, tráemelo a ver :p

MNR -

Mmmmmm!! Kebab... qué rico!
Dí que sí, a disfrutar de la mosca y que dure lo que tenga que durar.

MNR

Loretto -

Qué creativo este planteamiento... me ha gustado mucho. Lo bueno es que en la vida real uno puede ser araña a veces y mosca en otras oportunidades... Por ahí te sale lo lista, por el lado de ser humana (ni tan mosca, ni tan araña) Allá van mis deseos de suerte impaciente. O mejor: Suerte, ¡impaciente!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres